Si tu presupuesto es ajustado, comprar flautas de segunda mano puede ahorrarte un buen dinero. Sin embargo debes tener cuidado con algunas cosas. Aquí te explico qué tienes que tener en cuenta a la hora de comprar flautas de segunda mano. 

Las flautas de segunda mano a menudo están como nuevas. Me he cruzado con padres que le regalan un instrumento a sus hijos y al poco tiempo no lo usan más. En estos casos lo más probable es que no haya ningún problema. Excepto por las garantías. 
Asegúrate de comprar instrumentos que tengan garantías o, en su defecto, revisar y preguntar a fondo para no llevarse ninguna sorpresa.

Antes de comprar haz todas las preguntas que tengas. Intenta asegurarte de que no tenga daños en los mecanismos. Es lo más peligroso. Otros problemas, como que tenga las zapatillas gastadas o que le falten algunos corchos, son facilmente reparables.

Lo ideal es que al comprar el instrumento tengas la opción de devolverlo. Así puedes llevárselo a un experto para que la analice y te diga si es conveniente comprar esa flauta de segunda mano o no.

El problema de conseguir una flauta defectuosa es que puede que lo que hayas ahorrado lo pierdas en arreglos. Pero sobre todo el problema es que la frustración al comienzo puede hacerte abandonar por completo el instrumento. Para aprender a tocar es fundamental la motivación y la ilusión.

Es por eso que, en el caso de que sí dispongas de suficientes recursos, lo mejor es que no lo dudes y consigas una buena flauta nueva. En esta publicación aprenderás a elegir qué flauta te conviene comprar si eres principiante.

Si te ha gustado esta página, ¡comparte!

Deja un comentario