Si ya tienes tu flauta habrás visto que viene en tres partes principales. En esta página vamos a ver cuáles son las partes de la flauta travesera y cómo armarla, lo cual es muy muy sencillo.

¡Empecemos!

  • Las tres partes principales
  • Cómo armar la flauta travesera
  • Anatomía de la flauta travesera

Las tres partes principales de la flauta travesera

Al recibir tu primera flauta habrás visto (o verás) que está separada en tres partes.

  1. La cabeza. Es donde está la embocadura, por donde soplamos.
  2. El cuerpo. Es donde se encuentran casi todas las llaves y mecanismos.
  3. El pie o pata. Es el segmento final que permite tocar las notas más graves.
Partes de una flauta travesera o traversa

¿Cómo armar la flauta travesera?

Armar o montar la flauta travesera es muy sencillo. Consiste en simplemente encastrar las tres partes.

La cabeza se une al cuerpo por el lado donde el encastre es más largo. El lado abierto de la cabeza entra dentro del cuerpo. Asegúrate de que el agujero de la embocadura esté alineado con las llaves del cuerpo.

Luego unimos el cuerpo con el pie. El cuerpo encaja dentro del pie. Las llaves del pie quedan justo junto al cuerpo. ¡Ojo! Las llaves del pie no van alineadas con las del cuerpo. Las «palancas» o «teclas» que hay en el pie tienen que quedar de modo que sea cómo alcanzarlas con el meñique.

¡Y ya tenemos nuestra flauta lista para tocar!

Si quieres saber cómo se colocan los dedos en la flauta visita esta página donde te lo explico claramente.

Anatomía de las flautas traveseras

Además de las tres partes principales la flauta esta compuesta de un montón de distintas partes, y todas tienen nombre.

  1. Cabezal: también llamado corona, es una especie de tapón que cierra el extremo de la cabeza.
  2. Posalabios: contiene el orificio de la embocadura y es la pieza sobre la que se colocan los labios .
  3. Orificio de la embocadura: por aquí se sopla para hacer sonar la flauta (revisa este articulo si quieres saber cómo apoyar los labios para hacer sonar la flauta correctamente).
  4. Chimeneas: son los orificios que tiene el cuerpo y la pata. Al taparlos o destaparlos varía la nota tocada.
  5. Llaves: son las “teclas” que al presionarlas tapan las chimeneas.
  6. Zapatillas: son una especie de almohadillas que se encuentran debajo de las llaves. Sirven para cerrar bien las chimeneas y que la nota suene con claridad. A menudo son lo primero que se gasta y hace inviable seguir tocando la flauta. Se pueden reemplazar y alargar la vida de tu flauta.
  7. Costillas: son las varillas que están a lo largo del cuerpo y gracias a las cuales las llaves se articulan.

Podríamos incluso ahondar más en los tecnicismos de cada pieza que compone los mecanismos, pero con conocer estas piezas es suficiente para empezar.

Vayamos al siguiente paso:

¡Afina tu flauta travesera!

Si quieres aprender todas las variantes que puede haber entre distintos modelos de flautas traveseras visita esta página donde te lo explico.

¿Tienes alguna duda al respecto? ¡Déjame un comentario!

https://pinterest.com/Infoinstrumentos/

Si te ha gustado esta página, ¡comparte!

Deja un comentario